Mi visita a MÉXICO…como turista

Después de casi 16 años fuera de la Ciudad de México… este julio 2015 he podido comprobar que mucho, las cosas, no han cambiado.

Unas han mejorado, como por ejemplo el transporte del “Mexibus” que me ha parecido un transporte: seguro, rápido y muy, muy, muy limpio. Y todo el maravilloso servicio por sólo 6 pesos.

IMG-20150716-WA0006

La facilidad que da el gobierno para obtener la licencia para conducir:20150715_111634 20150715_111640 20150715_111649

En la esquina del centro comercial se para una furgoneta, entras por una puertita en donde tienen hecha una mini ventana y dices: “Buenos días, quiero un carnet de conducir por…mmm… 3 años” Así la señorita que está detrás de la ventanilla te pide que vayas al banco y que hagas tu pago; antes ya te recogió el comprobante de domicilio y tu identificación.

Llevo en España casi 14 años y aún no me puedo sacar un carnet de conducir aquí porque hay que pagar entre 500 y 1,000 euros a una autoescuela para que te dé: teoría, práctica y puedas subir a examen. Y si no pasas el examen… hay que volver a pagar…

No puede faltar mi visita a un restaurante que se llama Sanborns…me gustan mucho los desayunos, los jugos naturales (ahora tienen la moda del 2 x 1) y la verdad…me gusta su agua de calcetín: Su café.

FB_IMG_14366495924142755

También tuve la fortuna de volver a visitar el centro de la Ciudad, aunque no llegué al zócalo, pude ir a la Alameda Central y por primera vez visitar el Museo de Diego Rivera y ver con mis propios ojos el mural de: “Sueño de una tarde dominical en la Alameda” pintado por él mismo en 1947IMG-20150725-WA0003Lo reconozco… no ha sido una de las mejores fotos que tomado en mi vida…pero ¿quién puede tomar una foto y dejar de admirar semejante preciosidad?… Además… ya lo sé.. soy pésima con la fotografía.. lo reconozco.

Otro de los lugares que recomiendo de verdad es visitar el Mercado de La Ciudadela, justo al lado de la biblioteca que mil veces visité para consultar artículos en la hemeroteca y que nunca me di por enterada de que existía. Esto prueba mi total ignorancia sobre mi ciudad.

Ahí se encuentran gran parte de las artesanías mexicanas, eso sí… siempre hay que regatear y pedir un “mejor precio” o buscar el mismo artículo por todo el mercado comparando precios.

IMG-20150725-WA0011 IMG-20150725-WA0013 IMG-20150725-WA0015

México es grande, es imponente, impresionante y grande, muy grande; como ciudad y como nación. Hay sólo una palabra que pueden definir bien a este país: Surrealista.

Para mí…será siempre mi casa.

IMG-20141009-WA0002 IMG-20150712-WA0017 IMG-20150719-WA0012

MUJERES VIAJERAS, MUJERES inmigrantes, MUJERES… Y NIÑOS

Quizás os preguntéis por qué sólo: MUJERES en el título y no “Familias” o “padres” o algo así…. No, no es discriminación; hay una realidad con la que me he encontrado. Os cuento:

Cuando llegué a la isla de Koh Tao el 99,9% de los locales están destinados al tema del buceo y la apnea o todo lo que tenga relación con el mar y los deportes acuáticos, si te paseas por la isla verás tiendas de ropa, trajes y ordenadores de buceo y un millón de etcétera; por otro lado también está el turismo que viene de relax uno o dos días o los llamados “mochileros” que están de paseo y van conociendo lugares, pueden bucear o no. Decidida a vivir la isla fui conociendo gente, pero en realidad más que nada a mujeres ¿por qué? bueno, descubrí que ellos se dedican a bucear o a asistir en sus tiendas y ellas se dedican al cuidado de los niños y el fin de semana están juntos.

Aquí son ellas las que llevan a los niños al colegio, las que preparan la comida, compran cosas para la casa y están en casa o por la isla tomando algo con las amigas y juntando a los niños para que jueguen. Muy pero muy pocas mujeres-madres bucean.

Entiendo que el trabajo de un buceador profesional no es fácil comienzan a trabajar, por lo regular, de 6:30 am y terminan sobre las 18:30 hrs más o menos, trabajan 7 días de la semana y los 30 días del mes. Eso, si quieres ganar dinero y vivir de ello porque un día que no vas al agua, no cobras. Eso tiene el ser autónomo o freelance (trabajar por tu cuenta) entiendo que por esto casi el 90% de la población prefiera tener un trabajo fijo y tener un sueldo cada mes. No es fácil ni cómodo hacer un esfuerzo cada día por renovarse y ganarse su dinero, hay que tener garra y mucho entusiasmo por hacerlo y a veces… normal… somos seres humanos y también queremos tener nuestros momentos de descanso o de pereza y no es muy apetecible, pero nadie dijo que sería cómodo ¿no?, bueno, a lo que nos atañe. En fin, como os decía, como buceador puedes tener ese día, pero sabes que no cobras. Así las cosas.

Por lo tanto, las mujeres son las que se quedan con los niños y ellos trabajan. parece que volvemos a la era prehistórica ¿a qué si? En Barcelona usualmente, por lo que he visto los últimos tiempos, ellos y ellas se combinan a los niños y el trabajo a la par de la familiar; lo cual, desde mi punto de vista es sano.

No es que no te guste estar con tu hijo, pero es verdad, necesitas un tiempo para desarrollarte como persona, mujer, profesional o simplemente para no pensar o no jugar o no hacer nada. Así que la familia y la pareja, junto con los amigos juegan un papel muy importante. Como menciona el Maestro Antonio Marina: “Para educar a un niño se necesita de una tribu entera” y es verdad.

Me he dado cuenta de eso después de cuatro años de ser mamá. Me he dado cuenta de que si estás “de cuerpo presente” pero tu alma y espíritu no está con el niño…estás perdiendo el tiempo y la vida, y el niño…también.

He conocido a muchas mujeres durante mi estancia en la isla. Con sus historias y sus hijos, os contaré de algunas:

1.- Sarah, una chica inglesa que vino a vivir con su pareja desde hace 11 años a la isla. Su pareja durante ese tiempo se convierte en buceador, pero a lo largo de los años cae en la adicción del alcohol y las drogas. Ella nunca ha buceado, pero después de todo este tiempo es la que tiene que tomar las riendas de la familia: Deja el negocio familiar que es una cafetería-pastelería tipo inglés en la isla y se marcha a Inglaterra para ayudar a su pareja a recuperarse. Tiene todo el peso y la responsabilidad de cuidarlo a él y a su niña de 5 años. ¡Grande mujer! Valiente y con decisión

2.- Una chica francesa que regenta un pequeño restaurante francés, se hace cargo del restaurante y de su pequeña Lola, la lleva al cole, juega con ella en la playa (es capaz de hacer un acueducto con las manos! impresionante! yo como mucho puedo hacer hoyos con la pala!) la ves trabajando durante toda la tarde, atendiendo clientes, llevando platos y cerrar muy muy tarde, y a la mañana siguiente… levantarse para llevar a Lola al cole. No sé dónde está el papi de Lola, en 5 meses no llegué a conocerlo.

3.- Donna y la pequeña Tiggen, compañera de mi hijo en el cole. Sonriente, amable, movida, trabaja en el pub inglés de la isla durante las mañanas sirviendo desayunos y por la tarde está con Tiggen, el papá bucea, sin embargo es de los poquísimos que he visto en la playa con Tiggen y su hermano mientras la mamá está en otros menesteres. Un equipo bien conformado

4.- Evelyn y su pequeña Sophie. Ella es la mujer de uno de los centros de buceo con más prestigio y clientes en la isla, número uno en Asia de habla hispana. La ves en la moto con su bebé en el portabebés de un lado para el otro cargada con una bolsa enorme de cosas y su cuco (junto con la mosquitero) donde se para…pone su campamento! jajajajaja… es impresionante! Trabaja por su cuenta como traductora y administra el centro de buceo aquí en la isla. Es el vivo ejemplo de que la maternidad y la parte profesional es posible combinarlo

5.- Mi vecina tailandesa que lleva y trae su carrito de comida por todo lo largo de la playa de Sairee haciendo ensaladas y vendiendo pollito asado, vive en la esquina de “mi calle” jejeje… y tiene una niña de 7 años que cuando sale de la escuela en lo que su mamá vende, ella explora la playa. No habla inglés, pero ni falta nos hace, nos comunicamos como podemos y tanto hemos hablado que ya sé que no fue a la escuela, sólo hasta los 7 años porque sus padres eran de escasos recursos y tanto sé de ella como de su tristeza por no tener otro hijo… tristeza con la que me dijo “…I don’t have nothing inside anymore…” y ahí comprendí que no tendrá más hijos; pero que trata bien a la que tiene, cada mañana la veo bajar con su caña de pescar para traer comida a su choza, que ya la veo cada más de lado a punto de caerse, pero eso sí, tiene una antena parabólica que es más grande que su techo jajajajaja… el ser humano y sus contradicciones … o sus preferencias.

Mi vecina Tai

Mi vecina Tai

6.- Leam mi chica masajista! Que de tan buena se pasa! Tiene dos hijos que ya son mayores, la niña está terminando sus estudios de Química en la Universidad y el chico no estudia, pero ya trabaja. Leam está sola, se ha separado…y busca novio, pero no quiere un chico tai, dice que no le gustan. Le enseño español cada vez que nos vemos, y ella ha intentado enseñarme a cocinar platos tais, digo que ha intentado porque el problema no es de ella…si no mío.. yo no pongo mucho interés, me aburre la cocina, pero la próxima vez que tenga la oportunidad de estar con ella, aprenderé más.

Y así puedo seguir contando historias… y todas ellas van y vienen por los siete kilómetros de la isla con sus hijos, delante o detrás en la moto. Les cuidan, les dan de comer, juegan con ellos en la playa y se encargan de esos niños las horas que hagan falta.

Lina, una de las chicas que entrevisté para mi serie de “mujeres viajeras” y que fue la primera  que publiqué me contó que durante los cinco años que vivió en Australia, un problema muy grave que vio y vivió ella de primera mano fue ver como las chicas inmigrantes colombianas o de otros países se quedaban completamente solas ellas con sus hijos durante todo el día, los siete días de la semana. No porque no quisieran trabajar, primero porque las escuelas son carísimas ahí y si llegas para trabajar es porque apenas llevas lo puesto, me contaba que contratar una niñera era carísimo!! Tendrías que ganar tú el doble o el triple para poder permitirte pagar una niñera y todos sabemos que cuando emigramos, no ganamos tres veces más que los locales, sobre todo si acabamos de llegar. Así que esas mujeres se veían solas con sus niños, en el parque jugando con ellos, sin conocer ni poder hablar con nadie, apartadas de sus parejas porque ellos tenían que trabajar las horas que hicieran falta. Y yo no me imagino cómo puedes estar 24 horas sin hablar con otras personas y tratando a un niño pequeño (que no es cosa fácil) porque jugar, hacer plastifica y correr por toda la casa… ¡cansa! y cansa mucho. Sin tener apenas tiempo ni para ducharte o para peinarte. ¿dónde va tu autoestima? ¿Qué haces contigo durante ese tiempo?

Imaginad lo que os digo que no sé ni por qué me sorprendí cuando vi un baño en Suratani, en un centro comercial…mirad

mamis y niños

En este centro comercial, en el baño de las mujeres, hay esto… un váter para la mamá y otro para su acompañante…además de su tamaño, bueno, la verdad es que me encantó! Pero imaginar que tan integrado tenemos que las mamás vamos con los niños al baño que hasta fácil nos lo ponen jajajajajaja… (sobra decir que el de la foto es mi hijo y claro, la que hace la foto soy yo) así que…

Yo desde mi experiencia como madre, pienso que es muy importante dedicarle tiempo a tu hijo, pero más que cantidad, debe ser calidad, porque ¿de qué sirve que me quede junto a una persona 24 horas si mi cabeza o mi espíritu está en quién sabe dónde? Si no estás presente, completamente, no das de comer con amor, no limpias su boquita con paciencia, no juegas a la plastilina y creas cosas maravillosas, no corres con ganas para atraparlo, no te sabe a nada el helado, y los juegos del parque son cada vez más aburridos… Por eso es necesario, en mi opinión que no seamos “complementarios” en nada, y menos dentro de una familia, es necesario ser dos “ENTEROS”, del problema de la inmigración hablaremos otro día, porque nunca he vivido en Australia, pero conozco historias así en Londres y Barcelona; no hay nada nuevo bajo el sol, salvo que debemos cuidar de nosotras mismas como mujeres y como seres humanos.

En mi opinión la familia es un equipo: Donde no llegas tú, llego yo. No somos complemento uno del otro, somos dos enteros y damos enteramente lo mejor de cada uno a nuestros hijos.

Así que yo me pregunto ¿Qué necesito aprender para enseñar? y ¿Qué es lo que de verdad dese aportar a mi hijo?

Ya sabéis que vuestros comentarios son siempre bien recibidos

LIBERTAD

Yo creo que la palabra LIBERTAD no la tenemos muy clara muchos de nosotros… Más bien, hablo por mí.

Yo creía que tomaba mis decisiones de una manera libre, y si, en cierta manera lo hacía, pero como escribí en un post: no es lo mismo libertad que independencia… He descubierto que son dos cosas bien distintas. Y no sé porqué me ha dado por escribir sobre esto, será porque en estos meses lo he descubierto y parece que he descubierto América.

Pienso que nadie nos enseña cómo vivir, es desesperante que no haya un manual, pero también es muy reconfortante saber que puedes elegir libremente el cómo hacerlo.

Muchas personas me han contactado vía Facebook por los vídeos que pongo sobre otras personas viajeras, sobre los negocios nuevos que propongo para crear en casa o ideas que voy viendo y las comparto porque a lo mejor a alguien le funciona. Todos, sin excepción (los que me contactan) quieren cambiar de vida. TODOS. Y luego cuando te plantas y les ofreces mirarse en el espejo (coaching) se miran y se miran, se ponen tristes, luego contentos porque ven que tienen posibilidades de cambio, ven que su problema o situación no es tan grave y que sobre todo, encuentran diversas opciones para lograr la vida que quieren vivir. Sin embargo, algunos deciden seguir llorando, lamentándose, sintiéndose tristes y desagraciados…y aceptan seguir como hasta ahora lo habían hecho. Otros en cambio me dicen “Noemi, vamos, ayúdame a llegar a mi gran meta de vida, quiero el cambio” y juntos comenzamos el nuevo cambio de vida, de creencias, de limitaciones y entonces como Coach personal me dispongo a dar lo mejor de mí en cada sesión, algunos logran alcanzar su meta en una o dos sesiones de coaching vía skype, otros requieren más tiempo para definir sus objetivos e inclusive su gran meta y nos tardamos un poco más. Él / Ella dibujando la vida que quiere y yo sacando a relucir mis mejores herramientas para lograr su desarrollo.

Ser libre puede significa elegir la ropa que te vas a poner, lo que vas a comer, lo que quieres comprar, con quien hablar o qué película ver. Ser INDEPENDIENTE significa, según mi propia experiencia de vida: DESAPEGO. Significa que serás responsable de cada una de tus decisiones y que no serás parte complementaria de nada ni de nadie, sino tú… independiente y decidido y que asumirás todas las consecuencias de tus actos, aunque esto signifique que guste o no guste, o afecte a otros de una manera o de otra.

¿No es fácil eh?

No… no lo es…

¿habéis visto la película de “El curioso caso de Benjamin Button”? Como sabe Benjamin que va en contra dirección respecto al tiempo, decide retirarse en el mejor momento de su relación como padre y como pareja… Triste decisión, pero sabe que el tiempo le apremia, que pronto dejará de estar en ese cuerpo joven y que en algún momento determinado…no reconocerá ni a su hija. Y se va, se va a vivir la vida, a ver cosas extraordinarias, a vivir el mundo… El desapego parece una palabra dura, pero en mi experiencia personal y profesional, entiendo que es lo único que podemos elegir para que una persona sea libre de verdad, para vivir la vida que quiere en verdad, para ser la persona que siempre quiso,,,,de verdad, porque si no… la culpa o la responsabilidad será siempre del otro: de los hijos, del jefe, del trabajo, de la pareja, del mundo, de los padres… etc… etc.. etc.. Y nunca se adquirirá la responsabilidad de verdad, la responsabilidad de SER.

RESPONSABILIDAD = response… habilidad… LA HABILIDAD PARA RESPONDER… 

Responder ante nosotros, ante la vida, ante nuestros hijos y frente a quien haga falta.  Valor para vivir el poco o mucho tiempo que estemos por aquí.

Mi niño de 4 años me pregunta ¿por qué el vecino de enfrente encierra a los pájaros en jaulas?

Kojh Tao enero 2015

Pájaros enjaulados en la isla de Koh tao

Y realmente no sé qué contestarle, porque la verdad sea dicha y como podéis ver en la foto, las casas para los pájaros son lindos…pero ¿y si los pájaros no quieren vivir en esta mansión? ¿Qué le impide al pájaro irse y ser libre y cantar todas las mañanas por donde le salga del alma? En este caso, la mano del hombre. Porque a mi vecino, le gusta el canto de este pájaro, pero no sólo eso, aquí en la isla (ignoro si en otras partes de Tailandia) se hacen competencias de canto de pájaros. Ya os pondré la foto de donde se reúnen los tais y lo veréis, cuelgan las jaulas y con un silbato hacen que canten los pájaros y gana el que más cante o más fuerte cante, la verdad sea dicha no lo sé. Pero a estos animales sí que les impide la mano del hombre salir de esa “preciosa” y enorme jaula… a nosotros ¿Qué mano nos la impide?

He visto todo tipo de jaulas, no sé ya si decir que son preciosas jaulas o unas horribles prisiones

A ver cuál les gusta más… a mí en lo personal, ninguna. Me gusta más despertarme y oírlos cantar al ladito de mi ventana o a lo lejos encima de una palmera, a mí en lo personal no me gusta estar encerrada, yo no creo que a nadie le guste, a mí en lo particular me gusta ser libre, pero me gusta más SER INDEPENDIENTE y asumir en cada una de mis decisiones las consecuencias: buenas y malas que cada una tienen, porque una decisión es como un lápiz con dos puntas: si eliges una, te queda la otra punta descubierta y viceversa. Esta es la vida y por primera vez comprendo lo que un día mi padre me dijo, pero que no le creí: No puedes tener todo.

Yo pensaba que sí.

He aprendido que nosotros los humanos nos creamos solitos nuestra jaula…

¿De qué material está hecha la tuya? Si es que la tienes… si no… ¿De qué material están hechos tus sueños?… Si es que los vives y los haces realidad día a día…

Como siempre, muchas gracias por sus comentarios y sus opiniones, todas son muy bienvenidas para seguir mejorando….

Un abrazo a todos y mis mejores deseos para este 2015 que viene con 365 oportunidades!!!!!

Noemi

SOBRE TAILANDIA, SU GENTE Y NOSOTROS LOS INVITADOS

Esa canción de Los fabulosos Tigres del Norte la escuché por primera vez cuando tendría como 8 años, creo, no me hagáis mucho caso, yo con eso de los años y el tiempo siempre he sido un desastre, en realidad el tiempo es relativo para mí, siempre lo ha sido.

En fin, vamos a dejar lo del tiempo hasta aquí. La letra me parecía que asfixiaba al protagonista: “…de qué me sirve el dinero si estoy como prisionero dentro de esta gran nación…cuando me acuerdo hasta lloro que aunque la jaula sea de oro, no deja de ser prisión…” Y me parecía asfixiante porque desde que tengo uso de razón creo que lo único y lo más importante para mí es la LIBERTAD y si ésta se pierde, para mí en lo personal se pierde todo alrededor, ya no hay vida, ni sentido, ni nada de nada; es por eso que quizás no soy una persona de quedarme en un sólo lugar, ni tener un trabajo fijo con un horario determinado y hacer cada día lo mismo. Yo funciono así, porque si no…siento que me asfixio.

Cuando llegué a esta isla me enteré que había gente viviendo aquí entre 1 años y poco hasta otros que llevan aquí 13 años, casados y con hijos tailandeses, y adivinar qué es lo que más me sorprendió, lo siguiente fue saber que con todos los años aquí, son tratados como extranjeros, hasta el final y eso significa que el extranjero aquí no tiene ninguna oportunidad de integrarse en esta sociedad, ni nada de nada, hablando legalmente, porque ya me dirás si no te integras teniendo hijos y viviendo como cualquier otro de tus vecinos.

Hay gente con negocios propios, pero el gobierno exige que el “farang” o extranjero no posea más que un tailandés, ósea que es necesario tener un socio local y él siempre tendrá el 51% del negocio aunque tú hayas puesto todo el dinero, infraestructura o ideas. En un principio pensé que está bien, cubren a su gente y protegen a su país, no les pasa como a México, que cualquiera llega y te compra media Riviera Maya. Pero también me acordé de que siempre estamos criticando a los “gringos” porque son unos canijos que nos exigen papeles y no nos dejan trabajar, y no nos dejan entrar como Pedro por su casa y un largo etcétera, y me acordé de que algunos países como Inglaterra te pide que vivas y te integres durante unos 15 años y luego solicites la nacionalidad (te la pueden dar o no) y en verdad vivimos pensando qué malos son esos del primer mundo que no nos dejan ir y pisar y trabajar en su suelo, pero la verdad es que la gran mayoría de la gente que vive ahí o llega a adquirir su pasaporte, su nacionalidad o al menos un permiso de trabajo y si no, al menos lograr trabajar y si es list@ hacerse de un dinerillo para comprar una casita en la tierra de uno o al menos juntar unos dineros para ir a emprender un negocio.

En Tailandia no. Conocí a Sarah y Paul aquí en la isla, tuvieron una hija, y después de 11 años de vivir en Koh Tao…siguen saliendo a Malasia para obtener una extensión de visado. Por azares de la vida, al final Sarah marcha hoy a Inglaterra, para dejar atrás este bello paraíso, y quizás no volver. Ayer en la playa, le pregunté que si estaba lista para marchar y mirando hacia el horizonte dijo: No. Luego vi que lloraba. Y si pensé ¿cómo es que puedo ser tan tonta de preguntar eso? ¡claro que no está lista! Nunca lo estará. Ha dejado 11 años de su vida en esta isla y vuelve al frío Londres, al cemento, al cielo gris.

Cuando alguien lleva tantos años viviendo en otro lugar, lo hace suyo, lo aprende a querer, aprende a hablar, a caminar y hasta a comer lo de ese lugar. Conoce a la gente que está a su alrededor porque hacemos el día a día juntos.

Yo sólo tengo 5 meses viviendo aquí, no soy un turista, ni yo ni mi familia. Carlos va al colegio, Carlos va a trabajar y yo voy de un lado para el otro haciendo mis cosas y trabajando; porque aunque no os lo creáis hay mucho por hacer en una isla de 7 km por 3 km. Hay otras familias, locales y extranjeros… Y esa palabrita…”extranjero” no sé bien cómo usarla o para qué, yo no me siento extranjera en ningún lugar porque yo vivo en este lugar, trabajo aquí aunque mi oficina sea la playa o el café frente al mar, como aquí aunque sea en el restaurante Yang o en el Bang Ban, he aprendido a decir “hola” y “gracias” y ojalá pudiera aprender más.

El mundo y la tierra realmente no es de nadie, el hombre la dividió. Hacen suya una tierra y la explotan, y la convierten a su gusto pero ¿quién verdaderamente siente amor por esta islila? En las playas paradisíacas de Chalok hay plásticos enredados hasta en las piedras, redes enterradas a pié de playa, botellas de plástico flotando, colillas de cigarros por todas partes. La gente local tiene su resort por los alrededores, y los turistas están tirados en la playa, y los invitados tienen sus centros de buceo a todo lo largo y ancho de la isla, luego estamos los que nos quedamos por largas temporadas y ¿quién limpia? ¿quién cuida de que una tortuga no se coma el plástico y se muera ahogada?… casi nadie, me parece que el gimnasio local tiene los jueves por la tarde la consigna de que su clientela puede ayudar a limpiar, y alguna vez los he visto, pero no he visto todavía a ningún centro de buceo organizar nada para limpiar nada, y eso que si te metes en el mar de Chumpong puedes encontrarte en medio de hasta 100 buceadores. Yo no buceo, ya lo sabéis, pero me lo han dicho.

Así que cada uno a lo suyo. Tomamos lo que nos gusta, lo hacemos nuestro, lo exprimimos a más no poder y luego tan panchos nos vamos a dormir.

El ser humano…es extraordinario.

Si me preguntáis a mí, yo hago lo que puedo: me llevo una bolsa de plástico y voy recogiendo lo que voy viendo, luego lo pongo en el lugar de la basura. Algo es algo ¿No? Un granito de arena no hace una playa, pero al menos hace bulto.

Koh Tao 2014

YO, EN MEDIO DEL GOLFO TAILANDÉS

VIAJAR Y VIAJAR… ¿es posible hacerlo sin dinero?

La verdad es que cuando me planteé ir a Europa a vivir no miré mi cuenta bancaria. Es que era penoso…más que nada porque no había ni un céntimo ahí, osea que no podía contar con mi banco y mucho menos con un capital.

Quería irme a vivir a otro lugar, probar otras comidas, vivir otras vidas, pero ¿cómo hacerlo? Acababa de salir de la carrera de Contaduría, de la Fes-Cuautitlán, a donde llegaba de lunes a sábado en mi “guajolote” de a 10 pesos Y!!! porque la tarifa estaba convenida si no… no podría pagar ni ese transporte.

Vengo de una familia muy trabajadora y de origen muy humilde, aunque no menos luchan y efectiva. Pongo varios ejemplos:

1.- Alguien a quien admiro con todo mi corazón es a mi Tío Amilcar Sosa. Cuando tenía unos 5 añitos su mamá lo dejó en casa de unos parientes y luego en otra casa, y luego en otra; ahí colaboró como criado de esas familias a cambio de algo de comida y un lugar donde dormir. Hizo un año de escuela en cada lugar donde iba, así que eso que he escuchado en los últimos años sobre mi hijo de 4 años: “Quizás los cambios no le vayan bien” “los niños son muy sensibles” “Quizás no lo pase bien” “A lo mejor no se adapta” y… etcétera…etcétera…etcétera… Pues, ya ven, según la experiencia de mi tío, pues mira, los niños se adaptan a lo que haga falta, como si no hay comida, sino, mirad hacia África y no nos vamos tan lejos, en algunas partes de México, ya lo vemos, aunque no lo vivamos ni lo pasen por la tele, porque eso de entretenimiento no tiene nada, pero de morbo a lo mejor si. Quién sabe.  Sigo con la historia, resulta que este señor estudió como pudo y acabó una carrera de Ingeniería Químico- Industrial, y llegó a ser el encargado de todas las plantas de petróleo a lo largo y ancho de mi querido México. Llegó a ser uno de los grandes de Petróleos Mexicanos. ¿Cómo llegó ahí? A veces no le tocaba comer ni cenar y otras tenía más suerte y podía tener una suculenta cena de cáscaras de patata frita, lo que sobraba en la cocina de la casa estudiantil donde estaba alojado.

2.- MI padre, que con sólo 20 años se animó a formar una familia, y que con dos bolsillos vacíos y una mujer con una niña, se fue a vivir a un lugar “donde no había nada” y que a base de trabajo en una pequeña tortillería con una maquina y muchas ganas logró vender hasta 100 kilos de masa diarios (convertidos en tortillas, claro) Se levantaba a las 3 de la madrugada y a las 8 de la noche ya estaba en la cama. No supo qué significaba la palabra “vacaciones” hasta 20 años después, y aún así, sólo cierra cuando lo manda el calendario.

y… bueno, para qué voy a seguir aburriendo con mis historias familiares. Mejor lo dejamos aquí, y vamos a dejarlo sólo como ilustración para eso de que cuando uno quiere TODO SE PUEDE. Y estos han sido dos de mis ejemplos.

Bien, pues continúo con la historia. Mi historia personal:

Pensando en que 10,000 pesos como contadora titulada no me valían la pena, pues tenía que pagar gasolina para mi volkswagen 68, aceite, y un largo etcétera, amén de tener que comprarme “trajecitos” y ropa para la oficina, junto con los zapatos a juego y bolsos para ir a trabajar de lunes a sábado, pues la verdad; era francamente decepcionante, pero no por el hecho de no tener más dinero u otra casa o un armario más grande. Me hacía falta …VIVIR… Quería seguir aprendiendo sobre mí, sobre mis límites, ver otras ciudades, probar otras comidas, tomarme muchas fotos…y todo para que al final de mi vida pudiera decir: HE VIVIDO.

Así que en octubre del 1998 me lancé a juntar todo mi dinero (el poco que ganaba como contable en Casa Mapfre México) y echar sólo 100 pesitos a la semana a mi “vocho” verde, a comer en casa de mi tía (para gorrear la comida y no pagarla en la calle) y a no desperdiciar nada de nada, ni un céntimito… Llegó el gran día y frente a la única agencia de viajes que estaba en un lujoso centro comercial llamado Liverpool en la colonia Polanco, me acuerdo que me bajé un día del “pesero” a la hora de la comida y fui a comprar un billete de avión, cuando me paré frente al mostrador y pregunté por el precio del billete a Londres sentí que estaba dando el primer paso para realizar mi gran sueño. Luego, al escuchar la cifra, casi se me sale el corazón: 17,000 pesos mexicanos (unos 1,000 euros actuales) jamás en mi vida había escuchado tal cantidad ¡y menos la había visto junta! Pero tenía que lograrlo, tenía que ir a Europa y vivir y viajar en ese continente, me lo había prometido, me lo había propuesto ¡ahí estaría una vida nueva esperándome! Así que seguí juntando todos los pesos que caían en mis manos, le vendí el coche de mi papá…. a mi papá (eso sí, se lo dejé barato, me dio 10,000 pesos) renuncié a mi trabajo y me dieron algo de finiquito, ese algo lo cambié por cheques de viajero… Al llegar a Londres, lo primero fue “turistear” lo demás…es historia, la historia de una persona que quería vivir en una ciudad europea, trabajar ahí y ser alguien que aportara a otros, que influyera en otros, que viviera siempre viajando, conociendo, creciendo, aprendiendo, preguntando…Y ésa, hoy en día, soy yo.

A todo aquel que esté interesado en saber en qué me ocupé durante esos años en Londres, puede preguntarme con toda confianza. No lo pongo aquí porque ahora este artículo va destinado a dar más información sobre cómo viajar sin dinero.

A través de este blog y durante el tiempo que dure mi estancia en esta preciosa isla de Koh Tao os iré contando las diferentes maneras que han encontrado otras personas para viajar, sin que eso signifique tener una cuenta bancaria millonaria en algún banco de Miami y o ser “hijo de papi”. También os iré poniendo vídeos en mi canal de youtube sobre las diferentes ideas de negocios que se pueden adaptar en diferentes lugares y/o profesiones y oficios nuevos que están teniendo mucha salida en cualquier rincón de este mundo.

El mundo está cambiando, y cuando el maestro Cubeiro habla de un cambio de época de “Capitalismo al Talentismo” significa que la gente ya no es sólo: abogado o médico. Dan un plus. Ahora SON personas en lugar de TENER un título universitario únicamente.

Los estudios son valiosos ¡por supuesto! pero hoy en día significa que son sólo el punto de partida. Ya no son el final y la gran meta, son sólo un medio para que alcance una persona a ser la persona que siempre quiso ser o vivir la vida que quiere vivir, para que cuando la luz de nuestros ojos se apague nuestra alma, aún iluminada, diga con plenitud: CONFIESO QUE HE VIVIDO.

Ahí queda eso.

Buen fin de semana para todos! Adiós a los monzones! llega el sol a la isla!

PENANG-KUALA LUMPUR_20141118_544

LA COMIDA en Malasia

En mi personal opinión una de las mejores cosas de viajar es…comer. Hay, por supuesto muchos otros placeres, pero este no sólo es un placer; pues por medio de los olores, los sabores, la manera de presentar y hasta de servir el plato es como “absorbemos” ese mundo que nos rodea.

El ser humano necesita alimentarse, y es mediante los alimentos como también, culturalmente nos creamos nuestro mundo y hasta nuestras creencias. Es mediante esta manera de poseer al mundo que nos rodea una de las maneras en las que un ser humano se crea su medio, su mundo, su propio ser.

El primer sentido que nos ayuda a sobrevivir al nacer es el OLFATO, es mediante este conducto que podemos encontrar a nuestra madre, la persona que tiene el alimento; buscamos ávidos su pecho e incluso un recién nacido trepa hasta encontrar el pezón. Parece increíble, si, pero es instinto puro. Y a partir de ahí es nuestra madre, nuestra familia, nuestro entorno quien nos ayuda a formarnos la idea del mundo que nos rodea. En mi caso, desde muy pequeña prácticamente he comido con picante desde una fruta hasta la sopa en la comida. Para mí es sumamente normal y hasta pudo ser un problema en algún momento, viviendo en Londres, cuando no tenía a la mano picante me sentía TRISTE ¿os dais cuenta? Tenemos emociones a raíz de un sabor u otro. Por ejemplo, la primera vez al llegar a México después de dos años de estar en el frío Londres probando sólo McDonalds, Burguer King y Kebabs en Queensway (no porque no hubiera más comida, era para lo que en esa época me alcanzaba el dinero) al bajar del avión, recuerdo que serían las 6 de la mañana, tomé un taxi y sin ducharme ni nada me fui a una colonia popular llamada PRO HOGAR y en la equina donde vivía el “señor de la barbacoa” y que en su garaje, como es usual en México, tiene montado su changarrito dominguero, le pedí que me sirviera un caldo y dos tacos “surtidos” ¡No os podéis imaginar cómo se me hacía agua la boca una noche antes!! Me sentía eufórica, alegre ¡por fin volvería a desayunar carne de borrego! y el caldito ese con su chilito y limón con sus totillas calientes de maíz. Estaba FELIZ y por eso lo compartí con mi marido esa vez, quería mostrarle MI MUNDO, mi México, mi gente; como si mediante la comida fuera eso posible… y lo es, creedme.

A veces me dice la gente que me conoce “¿Cómo es que gustándote tanto comer no sabes cocinar?” y la respuesta… no la tengo. No lo sé. La verdad es que no me lo explico ni yo.

Pero he comenzado (al menos) a interesarme por los ingredientes y a saber lo que como y cómo está cocinado; con esto he ganado varias cosas:

1.- Volver a sentir en mi paladar a qué sabe algo: jengibre, chile, limón, pescado, carne, diversas especias como el azafrán, etc.

2.- No ofender a mi suegra echándole limón a su paella fidedignamente ESPAÑOLA (a la paella no se le echa limón, porque le matas el sabor…usualmente me lo repiten en España, y es verdad)

3.- Comunicarme con la gente, porque a la gente le encanta hablar de su país, de sus sabores, de su comida, y en exclusiva: de ellos mismos. Con esto gano muchísimo, porque mi cometido en la vida es conocer al ser humano, así, al desnudo, al fidedigno, al real.

4.- Al menos ser un poco más cordial y respetuosa al escuchar sobre lo que estoy comiendo y no parecer una troglodita salida de la cueva de enfrente.

Esto, entre otras muchas cosas…

Pues bien, estábamos desayunando en Pegnan y un camarero llamado Joe se acercó a mí y me preguntó de dónde era (es muy común que en Asia me confundan con tailandesa o vietnamita y hasta camboyana; creo que mi cara y mis ojos le engañan) y cuando le contesto orgullosa: “De México” pero mis acompañantes son españoles. Él, entiendo que se sintió empujado a contarme que en Malasia comen con mucho picante, pero agregó: “El chile, la comida ha de tener aroma” y se llevaba los tres dedos principales a la nariz al mismo tiempo que cerraba los ojos y aspiraba, luego añadió: “sin picante…la comida es como…nada…” e hizo un ademán arrugando la nariz y frunciendo la boca. Y quizás no hablamos el mismo idioma, pero el lenguaje universal de los signos y el lenguaje no verbal del cuerpo nos comunica y nos ayuda como seres humanos… y yo le comprendí. Comprendí a qué se refería, no es sólo que la comida pique más o menos, que sea dulce o salada…no…es…el aroma… el olor, lo que nos devuelve a lo que somos, a nuestra madre, a nuestro plato en la mesa, a nuestro lugar en la familia. Es el olor lo que nos recuerda un momento determinado y nos ponemos tristes, melancólicos o felices y a veces hasta nos hace sonreír.

He viajado durante casi 15 años por varias partes de este mundo, he comido muchas comidas, probado muchos picantes, como aquel día en que un señor de un puestito en Korea me dio a probar con la cuchara un polvo rojo y yo me metí los dedos a la boca y le metí sin miramientos los dedos llenos de saliva a su cuchara para probar…La cara del señor y de mi marido eran de poema chino jajajajajaja…. ¡qué bárbara! como dicen en España: La confianza da asco, y yo me pasé; en fin, como iba diciendo, he probado chocolates de no sé qué marcas, sopas de todas las texturas, carne de casi todos los estilos, tés de no sé qué sabores y colores…pero nunca he vuelto a probar un rico chocolatina batido en un molinillo de madera…como el que me hacía mi abuelita, ni he vuelto a comer bolillo con mantequilla y azúcar como el que me preparaba en un comal en la estufa, ni he vuelto a probar queso de “bola” que traía de Yucatán cuando viajaba tres días en camión porque no había dinero, ni en nuestros mejores sueños para ir en avión. Y al escribir esto y recordar esos sabores, siento un nudo en la garganta y siento tristeza, y tengo ganas de llorar.

México vive en mí, en mi gente, en su comida. México soy yo, y México va viajando junto conmigo y con cada sabor, con cada comida y con cada persona nos enriquecemos.

Mi comida preferida es el PUCHERO yucateco, los salbutes, los panuchos con su cebollita morada y su chilito habanero; pero tampoco les digo que no a los “vaporcitos”; ni modo, aquí en Pegnan me he contentado con ir a la zona de Little India y probar curry con: pollo, pescado y verduras; al naan de ajo y al rotis  tampoco le hago el feo; tienen ese…aroma a… no sé… a mi niñez, a mi país.

Paseando por Pegnan

Paseando por Pegnan

Me gustaría que pudiésemos compartir recuerdos emotivos relacionados con la comida.

Me cuentas ¿cuál es tu comida favorita y qué es lo que te hace sentir cada vez que la pruebas? ¿Cuál es tu recuerdo más feliz?

Si tu vida fuera una película ¿cuál sería el título adecuado?

Central Market Kuala Lumpur

Buen provecho a todos!!!! Desde esta parte del mundo!

 

Loy Krathing Day

Hoy fue una verdadera sorpresa. Nos encontramos con una fiesta en la isla.

Como casi siempre voy pensando en las musarañas no me di cuenta de que la gente ( y mira que la isla no es muy grande, sólo tiene 7 km por 3km) y poca gente tampoco es que haya; pues como iba diciendo la gente tenía arreglos florales o eso me parecía, pequeñísimos arreglos que caben en ambas manos, iban y venían por todos los rincones, luego en los supermercados vi que vendían lo que parecían globos, pero la verdad, por esa inutilidad de observación que tengo, pues tampoco reparé mucho en ellos. Y resulta que era uno día grande, uno de los grandes…

Es el día en que la gente celebra que terminan los monzones y o celebran haciendo una fiesta por todo lo alto, con comida variadísima, baile, música, juegos,  y un largo etcétera…

La colonia española (y yo de colada mexicana) no podía faltar a dicha fiesta, se pusieron todos de acuerdo para estar en la esquina de una tienda grande que está junto al puerto y se llama Seven Eleven 7/11, y ahí estaban todos aquellos que me hacen la vida feliz, fácil, divertida, agradable… Me gusta esta gente, su cultura, su sentido del humor, su saber estar, su poder de decir las cosas de una manera clara, si, me gustan los españoles.

Carles junto con su padre encendieron el globo de papel, lo quemaron y lo lanzaron al aire… y por allá quedó, en el cielo suspendido, quemando todo lo malo que un hermosísimo niño de casi 4 añitos puede tener en su alma… Angelito, a lo mejor lo único malo de hoy fue que se le cayó un vaso de agua entero en su ropita y venía encuerado del cole… ejejejje… cosas del oficio.

el globo